8 de diciembre de 2022

¿Cómo se forman y almacenan los recuerdos en nuestro cerebro?

El recuerdo es una capacidad de la memoria, que nos permite almacenar informaciones, retenerlas y devolverlas al presente. Lo importante de un recuerdo es la emoción que genera.

El cerebro es un órgano vital para nosotros, pero también es un elemento misterioso, complejo y fascinante del que aún queda mucho por descubrir. 

¿Qué es un recuerdo?

Según su etimología, la palabra recuerdo proviene de “re” que significa de nuevo, y “cordis” que se traduce como corazón: Es decir, vendría a significar “pasar nuevamente por el corazón”. Algo que tenía mucho sentido en la antigüedad, porque ubicaban la mente en el corazón. Así, un recuerdo sería volver a sentir en la mente un hecho del pasado.  

El recuerdo es una capacidad de la memoria, que nos permite almacenar informaciones, retenerlas y devolverlas al presente. Lo importante de un recuerdo es la emoción o emociones que genera en el individuo. Por ejemplo: a veces, un olor te puede evocar un hecho vivido en el pasado. 

¿Cómo se forman los recuerdos en la memoria? 

El hipocampo es una parte del cerebro que permite procesar y recuperar dos tipos de memoria: memorias declarativas y relaciones espaciales.

Los recuerdos declarativos son aquellos relacionados con hechos y eventos. Mientras que los de relaciones espaciales, generados en el hipocampo derecho, se asocian a rutas. Por ejemplo: Cuando aprendes la ruta para ir al trabajo con tu coche, usas la memoria espacial. 

No se sabe con certeza si con los recuerdos se forman nuevos circuitos cerebrales o si hay un cambio de proteínas o pasa algo a nivel neuroquímico. Aunque hay varias teorías al respecto:

Engrama o huellas de memoria 

Esta teoría se basa en que los recuerdos se guardan en el cerebro al variar la sensibilidad básica de la transmisión entre neuronas como reacción a una actividad nerviosa previa.  

La mayor  parte de los recuerdos que asociamos a mecanismos intelectuales se basan en las huellas de memoria de la corteza cerebral.

Teoría de huellas múltiples 

Esta teoría defiende que cada vez que se recupera un recuerdo, el registro del mismo constituye otra memoria.

Lo que es indiscutible, es que la memoria está estrechamente relacionada con las emociones. A mayor impacto emocional, mayor capacidad de recuerdo del mismo. Los recuerdos que más perduran en nuestra memoria tienen que ver con emociones muy potentes: ira, tristeza, felicidad, miedo, etc. 

Gracias a las emociones que sentimos con los recuerdos, podemos aprender de las experiencias vividas para tomar decisiones más acertadas en el futuro. 

¿Qué pasa si se daña el hipocampo? 

El hipocampo  es imprescindible para crear nuevos recuerdos. Si parte de él es dañada por enfermedades como el  Alzheimer, o bien se daña en un accidente, la persona puede experimentar una pérdida de memoria, incluso la capacidad de crear nuevos recuerdos a largo plazo.  Además, afecciones como la esquizofrenia y el trastorno de estrés postraumático pueden afectar negativamente a la memoria. Incluso, el consumo excesivo de alcohol puede dañar el hipocampo. 

La buena noticia es que el hipocampo tiene la capacidad de generar nuevas neuronas, cada día. 

¿Cómo conseguimos mejorar nuevas neuronas en el hipocampo? 

Varios estudios han conseguido demostrar que la práctica regular de ejercicio físico , permite generar nuevas neuronas en el hipocampo. 

Así que si quieres que tu hipocampo sea mayor, y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como el Alzheimer, andar una hora todos los días puede ayudarte. 


TEMAS