9 de agosto de 2016

Condenan a 12 años de presidio efectivo a autor de homicidio en Tocopilla

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó este martes 9 de agosto a Jimmy Alejandro Donaire Díaz a la pena efectiva de 12 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple de William Carvajal Canivilo, ilícito perpetrado el 22 de febrero, en la comuna de Tocopilla. […]

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó este martes 9 de agosto a Jimmy Alejandro Donaire Díaz a la pena efectiva de 12 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de homicidio simple de William Carvajal Canivilo, ilícito perpetrado el 22 de febrero, en la comuna de Tocopilla.

En fallo unánime (causa rol 233-2016), el tribunal –integrado por los magistrados Claudia Lewin Arroyo (presidenta), Alfredo Lindenberg Bustos y Mauricio Pontino Cortés (redactor)– aplicó, además, a Donaire Díaz las penas accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena, además del pago de las costas del juicio.

Asimismo, una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética y su inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Fallo que dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 2 de la madrugada del 22 de febrero de 2015, en circunstancias de que la víctima Williams Carvajal Canivilo, se encontraba junto a Jimmy Donaire Díaz y otras personas compartiendo en una casa abandonada, ubicada en pasaje Río Camarones de la comuna de Tocopilla, lugar donde habitualmente se reunían drogadictos, se produjo una discusión entre Carvajal Canivilo y Donaire Díaz, por lo que salieron a la calle. En la vía pública, el condenado intentó agredir con un arma cortante a la víctima, quien logró arrebatársela y causarle una herida.

Donaire se dirigió hasta su domicilio, desde donde regresó con un arma de fuego. Primero efectuó un disparo en el exterior del inmueble, ingresando de inmediato al inmueble donde percutó un tiro que penetró a la víctima por la región témporo mandibular izquierda con salida en el triángulo posterior cervical derecho, causándole la muerte por traumatismo cráneo cervical.

Jimmy Donaire Díaz huyó del lugar, amenazando a quien lo delatara con matarlos junto a sus familias, deshaciéndose más tarde del arma homicida.