23 de abril de 2021

Condenan a 8 imputados quienes habrían cometido diversos delitos durante el estallido social en Antofagasta

Entre ellos, Freedom Astorga, quién cosió sus labios como protesta. Mientras que todos accedieron a un juicio abreviado, que permitió pronunciar las sentencias. 

Tras una acusación presentada por la Fiscalía Local de Antofagasta, el Juzgado de Garantía en procedimiento abreviado, pronunció la sentencia definitiva en que condenó a Juan Guillermo Lobos Marabolí, Lenin Patricio Álvarez Ibáñez, José Marcelo Núñez Alfaro, Mauricio Alejandro Castillo Castillo, Matías Andrés Aquevedo Eismann, Sebastián Andrés Cáceres Siede, Gerald Anthony Iter Robles y Freedom Alexander Astorga Villarroel, a diversas penas en calidad de autores de delitos cometidos durante el estallido social en diciembre del 2019. 


Investigación que fue realizada en conjunto por la Fiscalía Local de Antofagasta y la Brigada de Homicidios de la PDI. 


Juan Lobos Marabolí fue condenado a la pena de 3 años y 1 día de presidio menor en su grado máximo, pena que deberá cumplir de manera efectiva por el delito de robo con violencia.


Los acusados Lennin Ávarez Ibánez y Sebastián Cáceres Siede, fueron condenados a las penas de 540 días de presidio menor en su grado mínimo por el delito de lesiones menor graves. Ambos accedieron además, al beneficio de remisión condicional de la pena.


Matías Aquevedo Eissmann fue condenado a 3 años y 1 día de presidio menor en su grado máximo junto a penas accesorias, debido al delito de lesiones menos graves. Más dos penas de 61 días de presidio menor en su grado mínimo, por desórdenes públicos y daños calificados, asimismo debe pagar una multa de 5 UTM. Pero se le otorgó la pena sustitutiva de libertad vigilada intensiva.


Freedom Astorga Villarroel fue condenado a la pena de 3 años y 1 día de presidio menor en su grado máximo junto a las penas accesorias, por el delito de robo con violencia. Y que fueron sustituidas por libertad vigilada intensiva.


Mauricio Castillo Castillo fue condenado a la pena 900 días de reclusión parcial nocturna domiciliaria, con control de monitoreo telemático y accesorias legales, otorgándole la calidad de cómplice del delito consumado de robo con violencia.


Finalmente, José Núñez Alfaro y Gerald Iter Robles fueron condenados a 61 días de presidio menor en su grado mínimo y a las accesorias de suspensión del cargo u oficio público, durante el tiempo de condena. Además del pago de una multa de 5 UTM cada uno, por su participación como autores del delito de receptación. Penas sustituidas por la remisión condicional y la reclusión parcial nocturna domiciliaria, respectivamente.