26 de mayo de 2021

Desarticulan red de distribución y almacenamiento de pornografía infantil con vínculos internacionales

Este lunes realizaron diligencias en seis regiones del país, incluyendo allanamientos en Calama y Antofagasta. 

La investigación dirigida por la Fiscalía de Alta Complejidad O’Higgins en conjunto con un equipo especializado del OS9 de Carabineros, permitió desarticular este lunes una red dedicada al almacenamiento y distribución de pornografía infantil, cuyos nexos involucraban a miembros de otros 14 países.


Hasta ahora las diversas diligencias realizadas en simultáneo en distintas regiones del país, han permitido la detención de 6 personas y la incautación de 46 teléfonos celulares, 16 notebook, 4 discos duros, 8 dispositivos de almacenamiento, entre otras especies asociadas a este ilícito.


La indagatoria surgió hace poco más de un año, a raíz de una denuncia internacional que le fue derivada a la Fiscalía en O’Higgins a través del National Center for Missing and Exploited Children, ONG dependiente del Congreso Estadounidense, en la que se determinó que un imputado chileno participaba activamente de grupos de redes sociales, donde se compartían imágenes asociadas a este delito 


Luego de ello, y con diversa información residual obtenida con el trabajo policial del OS9 de Carabineros, la Fiscalía realizó distintas denuncias internacionales a través de su Unidad de Cooperación Internacional. 


La indagatoria trajo consigo un levantamiento de información en 15 países: Brasil, Argentina, México, Guatemala, Colombia, Perú, Bolivia, Costa Rica, España, Italia, Marruecos, Argelia, Pakistán, El Salvador y Chile, estableciendo que por medio de distintas plataformas virtuales se distribuía y almacenaba fotografías junto a videos de connotación sexual, afectando a niñas y niños de distintas edades. 


Según el reporte policial, al momento se han analizado más de 70 mil fotografías, 4 mil videos y 29 mil conversaciones sostenidas en redes sociales, vinculados a los blancos investigativos nacionales e internacionales.  


El operativo calificado como inédito, desarticuló hasta ahora una maquinaria internacional cuyos miembros se dedicaban a la distribución y almacenamiento de material pornográfico que involucraba desde neonatos hasta adolescentes.