7 de noviembre de 2022

El boom de los cepillos eléctrico en la rutina de salud bucal

El desarrollo tecnológico promueve una mejor técnica de cepillado y ayuda a eliminar más placa bacteriana en los dientes versus los cepillos manuales. 

La preocupación por la salud y el bienestar a largo plazo ha hecho que las personas busquen recursos tecnológicos para mejorar sus hábitos y rutina diaria. En el caso de la salud bucodental, los cepillos de dientes eléctricos han ganado más espacio entre los artículos de higiene personal. Si bien es cierto que mercados como Estados Unidos y Europa llevan más tiempo usando este tipo de dispositivos, los países latinoamericanos han tenido cada vez más acceso a diferentes modelos de cepillos de dientes eléctricos, lo que repercute en el consumo del producto en la región.

En una investigación global realizada en 2022 por el Instituto Kantar, en asociación con una aplicación de salud, se identificó que un 78% de las personas están enfocadas en mantener o mejorar su salud y bienestar. 

 La búsqueda y el desarrollo tecnológico han traído al mercado dispositivos destinados a una mayor eficiencia en términos de salud. Una de estas marcas es Oral-B quien ha sido pionera en el desarrollo de tecnología de cepillos de dientes eléctricos por más de 60 años. 

Frente a este tema el Dr. Cristóbal Paredes, especialista en Rehabilitación Oral, de la Clínica Santa María, asegura que la principal diferencia entre un cepillo eléctrico y manual, se basa en que la eficiencia del manual depende de que el usuario maneje correctamente la técnica del cepillado, por su parte el cepillo eléctrico, según muestra la evidencia científica, brinda una buena higiene bucal automáticamente e  independiente de si el paciente  maneja una correcta técnica de higiene y cepillado.

 Actualmente la eficacia y superioridad de los cepillos eléctricos Oral-B está dada por su icónico cabezal redondo con movimientos oscilantes/rotatorios.  En los modelos más avanzados además se incorporan vibraciones para aflojar la placa. Esto sumado a lo mencionado anteriormente permite entregar un 100% más de remoción de placa bacteriana versus un cepillo manual regular. 

 El sangrado de encías es uno de los problemas que se observan con mayor frecuencia en Chile. Esto puede deberse a diversas causas, siendo la más común el acúmulo excesivo de placa bacteriana. Los cepillos eléctricos no solo entregan mayor remoción de placa versus un cepillo manual regular, si no que algunos modelos tienen incorporado un sensor de presión con alarma visual y auditiva para indicar al usuario si está ejerciendo mucha presión y así proteger las encías sin perder efectividad. Permitiendo que el usuario calibre la fuerza del cepillado ofreciendo una sensación de limpieza profesional en apenas 2 minutos versus un cepillo manual regular. 

 Otro punto destacable es que algunos modelos de cepillos eléctricos proporcionan información en tiempo real sobre los hábitos de cepillado del consumidor a través de una Aplicación en un teléfono inteligente. Considerando que en la mayoría el cepillado lo realizamos en modo piloto automático, las personas normalmente no limpiamos todas las áreas de la boca y esta retroalimentación ayuda a mejorar el cepillado dental. 

 CAMBIO DE HÁBITO Y MAYOR CONCIENCIA HACIA LA SALUD

 El especialista en rehabilitación oral, agregó “el solo hecho de utilizar cepillos eléctricos, nos brindan una mayor eficiencia al momento de realizar la   higiene oral, lo que contribuye directamente a disminuir los riesgos de sufrir alguna enfermedad periodontal o de caries dental.  Adicionalmente la tecnología ha llegado a un punto en el que las funciones complementarias de los cepillos eléctricos contribuyen a educar a los pacientes, ofreciendo una retroalimentación inmediata, impactando tanto en la experiencia del usuario como en la técnica con la cual realizan su higiene oral”.

 Aspectos tan importantes como la presión que se ejerce, el tiempo que realiza el cepillado, la secuencia de recorrido, entre otras , son aspectos que se pueden mejorar de manera objetiva,  de tal manera de disminuir los riesgos de un cepillado traumático y hacernos daño nosotros mismo, los estudios muestran que la remoción de la placa es más efectiva. Hasta un 21% de mayor remoción de placa bacteriana, finalizó el Doctor Cristóbal Paredes.

 Por eso, los beneficios de usar un cepillo de dientes eléctrico se centran en brindar una limpieza más profunda, hasta 100% más remoción de placa bacteriana en comparación con el cepillo manual regular. Además de ayudar a prevenir la enfermedad de las encías, el dispositivo ha sido un aliado en la lucha contra la caries, principalmente al promover una mejor remoción de la placa bacteriana, ayudando a la eficiencia  en la higiene oral  en comparación con  los cepillos manuales.


TEMAS