25 de febrero de 2019

¿El chocolate hace bien a la salud?

La composición química del chocolate se destaca por su elevada concentración de polifenoles, principalmente flavonoides,  una sustancia química que ayuda a prevenir los problemas cardiovasculares. Los flavonoides del cacao se hallan en mayor concentración en el chocolate amargo, por lo cual el consumo de chocolate con leche o el chocolate blanco no muestra los mismos […]

La composición química del chocolate se destaca por su elevada concentración de polifenoles, principalmente flavonoides,  una sustancia química que ayuda a prevenir los problemas cardiovasculares.
Los flavonoides del cacao se hallan en mayor concentración en el chocolate amargo, por lo cual el consumo de chocolate con leche o el chocolate blanco no muestra los mismos efectos beneficiosos.  Esta sustancia también se encuentra en otros alimentos como el vino tino, el té verde y algunas frutas.
Consumir pequeñas cantidades de chocolate puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, pero sólo si a la vez evitamos comer otros alimentos de alto contenido calórico, con el fin de mantener un peso estable. En la composición de los chocolates hay una alta cantidad de calorías y grasas saturadas, las cuales están relacionadas con el exceso de peso.
¿Qué cantidad puedo comer?
A pesar de la gran cantidad estudios que han mostrado los efectos benéficos del chocolate,  todavía no existe un consenso sobre la cantidad óptima a consumir.
Es necesario remarcar nuevamente que para prevenir enfermedades cardiovasculares hay que llevar adelante una alimentación saludable.

 Beneficios
* Incrementa la actividad antioxidante, ya que los flavonoides pueden proteger los tejidos del stress oxidativo, es decir, previene el envejecimiento prematuro de las células.
* Disminuye el colesterol malo.
* Tiene efecto modulador sobre la función plaquetaria y la inflamación, reduciendo el riesgo de formación de trombos.
* Disminuye la presión arterial y la vasodilatación periférica, tanto en personas sanas como ligeramente hipertensas.
* Disminuye el riesgo de sufrir males cardiovasculares y derrames cerebrales.
* Reduce la glucemia en ayunas.
* Mejora el metabolismo de la flora intestinal.
¿Trae alguna consecuencia negativa?
Las consecuencias pueden ser la obesidad o el sobrepeso. Por eso hay que mantener una dieta controlada en calorías.