1 de noviembre de 2022

En el 2035 se prohibirán los vehículos de combustión interna en la UE

Denominado Fit for 55, tiene como objetivo reducir las emisiones en un 55% para 2030, en comparación con los niveles de 1990, y alcanzar cero emisiones netas para 2050.

A partir de 2035, en la Unión Europea (UE) no se venderán nuevos carros que funcionen con vehículos de combustión interna. El objetivo, dijeron los diputados a través de un comunicado, es lograr una movilidad con cero emisiones. Actualmente, los automóviles representan el 12% de todas las emisiones de CO2 en el bloque de la UE, mientras que el transporte en general representa alrededor de una cuarta parte.

A la espera de que esta determinación se incorpore en las legislaciones de los 27 países del bloque, los diputados acordaron dos objetivos conjuntos. Primero, reducir el 55% de emisiones de CO2 para automóviles nuevos y el 50% para furgonetas nuevas para 2030, en comparación con los niveles de 2021. Segundo, reducir en un 100% las emisiones de carros y furgonetas nuevas para 2035.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, aseguró que estos compromisos hacen parte de una “etapa clave” para las ambiciones climáticas del bloque que “estimulará la innovación y el liderazgo industrial y tecnológico”.

La prohibición hace parte del paquete de cambio climático de la UE denominado Fit for 55, que tiene como objetivo reducir las emisiones en un 55% para 2030, en comparación con los niveles de 1990, y alcanzar cero emisiones netas para 2050.

“Decisión histórica de la UE para el clima, que confirma definitivamente el objetivo del 100% de vehículos cero emisiones en 2035, con etapas intermedias en 2025 y 2030″, tuiteó el diputado francés Pascal Canfin, presidente de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, después que se conociera la decisión.

A través de un comunicado, aseguraron que el mecanismo de incentivos regulatorios para vehículos de cero y baja emisión se mantendrá hasta 2030. Este asegura, por ejemplo, que “si un fabricante cumple con ciertos puntos de referencia para la venta de vehículos de cero y baja emisión, puede ser recompensado con objetivos de emisión de CO2 menos estrictos”.

Incluso si los fabricantes no hacer la transición hacia vehículos de estos tipos, según la reglamentación europea, deben asegurarse que las emisiones promedio de CO2 de su flota de vehículos nuevos en un año no supere su objetivo específico de emisiones anuales.

“Los fabricantes pueden seguir poniendo en el mercado vehículos con motor de combustión, pero si superan su objetivo de emisiones en un año determinado, deben pagar una prima de 95 € por gramo de CO2/km por encima del objetivo por vehículo matriculado”, especificaron los diputados. Esto eventualmente resultará en que los vehículos de cero emisiones serán más baratos que los vehículos que funcionan con combustibles fósiles, de acuerdo con los nuevos objetivos acordados.


TEMAS