21 de junio de 2022

La imagen de tu emprendimiento lo es todo. Tips para que sea recordada

Diariamente recibimos miles de imágenes e información que al final del día es olvidada, por eso debes trabajar para que tu logo destaque  y tu potencial cliente no lo olvide.

​​​

El logo será el corazón de tu marca, es el primer contacto que tendrá un cliente con tu empresa y a través del cual la reconocerán, identificarán y recordarán en el tiempo. A la hora de su creación es importante no dejar cabos sueltos, por eso mira estos consejos que te serán de ayuda a la hora de trabajar en el diseño.

1. Existen diferentes formatos de logos que puede utilizar para tu marca. Identifica cuál es la que mejor se adapta a tu emprendimiento y utilízalo como punto de partida para decidir qué formato tendrá y qué aspectos debes tener en cuenta para cada uno de ellos.​

2. Realizar un análisis de tu propia empresa y preguntate sobre lo que buscas transmitir como marca. Te ayudará a tener claro por dónde comenzar con el armado del logo.

Pensando en tus clientes ideales, debes definir ¿qué tonalidad debería tener el logo?: formal, informal, serio, gracioso, académico, etc.​

    ¿Cuáles son las tres virtudes que más destacas de tu emprendimiento? 

    ¿Qué frases o imágenes podrían identificarse con esas virtudes?

    ¿Cuál es la mayor ventaja que tienes respecto a tu competencia más cercana?

3. Existen un sin fin de logos en el mundo, muchos de ellos incluso se basan en los mismos conceptos. Recuerda que una persona diariamente recibe miles de imágenes e información que al final del día es olvidada, por eso debes trabajar en algunos aspectos para que tu logo destaque por sobre otros, sea funcional y tu potencial cliente no lo olvide.​

Mantén la Simpleza: muchas veces la sencillez es lo más difícil de lograr, pero lo más atractivo. A la hora de decidir qué elementos utilizar, procura trabajar con aquello más representativos para tu marca, que te permita adaptarlo a diferentes tamaños y sea recordable para tu público.

Corrobora que sea legible: utiliza tipografías claras que sean sencillas de leer. Haz la prueba y pídele a alguien que lo lea. 

Pruébalo en blanco y negro: es indispensable que el logo funcione tanto en blanco como negro, ya que debe ser versátil para aplicarlo sobre diferentes fondos.    

Aplícalo en diferentes formatos: una vez diseñado, haz la prueba de incorporarlo a diferentes piezas de comunicación y corrobora que siga siendo funcional. Piensa que vas a utilizarlo en diferentes lugares, desde tu página web, tarjetas, etiquetas, folletos, anuncios de internet e incluso email marketing y debe seguir siendo legible, sin que los colores se superpongan.

Utiliza poco colores: mantener la simpleza en los colores, no sólo te facilitará que quede bien implementado en la mayoría de los fondos, también mantiene la simplicidad.

Hazlo vectorial: Se trata de un formato generado a través de programas como lllustrator o CorelDraw que te permitirá modificar el tamaño sin que se pixele la imagen y sin perder la calidad. 

Revisa que el diseño no se preste a malas interpretaciones: por más obvio que pueda parecerte este consejo, muchas veces cuando estamos tan sumergidos en el proceso creativo de crear un logo, hay cosas que se pueden pasar por alto. Una vez que finalices el logo, muéstraselo a diferentes personas, posiblemente cada una de ellas tenga una percepción diferente sobre él.

4. Ahora que ya sabes cuáles son los aspectos más importantes a la hora de comenzar a diseñar un logo, puedes ponerte en marcha con el diseño del tuyo. Muchos deciden trabajar con un diseñador que los ayude a plasmar todas sus ideas en un logo, pero si no tienes contemplado un presupuesto para diseño, no te preocupes porque existen diferentes páginas web que te permitirán crear un logo de forma gratuita.


TEMAS