29 de diciembre de 2022

La nueva tendencia que prospera en EE.UU. y China con los taxis robot

Las innovaciones en robótica e inteligencia artificial se vienen implementando en el mundo del automóvil de manera experimental y, en algunos casos, de forma satisfactoria.

La realidad de la robotización sigue abarcando cada vez más ámbitos y sectores de la sociedad, y la automoción es uno de ellos. Desde hace varios años las innovaciones en robótica e inteligencia artificial se vienen implementando en el mundo del automóvil de manera experimental y, en algunos casos, de forma satisfactoria. Es el ejemplo de los nuevos taxis robot que prosperan en EE.UU. y en China, conocidos como 'robotaxis'.

Cruise, una empresa de automóviles autónomos propiedad de GM, comenzó a ofertar sus viajes en taxi sin conductor en parte de San Francisco. Dos meses antes, las empresas de tecnología de vehículos autónomos (AV) Apollo y Pony.ai recibieron la aprobación para operar sus servicios de taxis autónomos sin un conductor de seguridad en un suburbio de Beijing.

Cruise obtuvo el permiso de la Comisión de Servicios Públicos de California a principios de junio para lanzar el servicio de viajes sin conductor ofrecido a través de treinta vehículos eléctricos. Según Electrek , la empresa obtuvo su primera tarifa el 22 de junio. El programa actualmente cubre un tercio de San Francisco en el noroeste y solo funciona entre las 10 pm y las 6 am. En una entrevista, Kyle Vogt, CEO de Cruise, expresó su intención de expandir el servicio de pago para cubrir toda la ciudad con cientos de coches tan pronto como a finales de este año. A su vez también afirmó que el precio del taxi sin conductor es similar a lo que la gente puede esperar de otros servicios de transporte compartido y que este bajará con el tiempo.

Waymo, uno de los competidores de Cruise y una subsidiaria de Alphabet, también recibió permiso para ofrecer viajes autónomos pagados en California, pero aún no ha lanzado el servicio. Sin embargo, la compañía ha operado el mismo programa en el área metropolitana de Phoenix, Arizona, a través de su aplicación de transporte compartido, Waymo One. El servicio estuvo abierto al público en octubre de 2020.

Los sistemas de taxis autónomos también han progresado en China. A finales de abril, Apollo y Pony.ai anunciaron que seguirían adelante con sus programas de 'robotaxi' sin un conductor de seguridad en el automóvil. La aprobación del gobierno de la ciudad de Beijing permite que las dos empresas brinden los servicios en el distrito de Yizhuang, cubriendo aproximadamente cinco mil hectáreas cuadradas. Si bien no se requiere de un conductor de seguridad, aún se necesita un miembro del personal en el vehículo.

Apollo es una plataforma de conducción autónoma respaldada por Baidu. Según la empresa, desplegará diez 'robotaxis' sin conductores de seguridad en la zona y añadirá más de treinta coches más tarde. Pony.ai operará cuatro 'robotaxis' y ampliará el servicio en el futuro.

Otro proveedor líder de viajes sin conductor en China es AutoX, que cuenta con el respaldo de Alibaba. En febrero, AutoX anunció que su flota creció a más de 1000 vehículos y se convirtió en la más grande de China. Opera en Shenzhen, Shanghai, Guangzhou y Beijing.

Debido a que la mayoría de los accidentes automovilísticos se deben a errores humanos, se espera que las nuevas tecnologías creen un entorno de conducción más seguro. Además, podría reducir los costes de los servicios de viaje al no requerir un conductor humano, y, para los países que enfrentan el problema del envejecimiento de la población, como Japón, podrían mitigar potencialmente el problema de la escasez de operadores de transporte público.


TEMAS