13 de diciembre de 2022

Los hábitos que te ayudan a tener una mente equilibrada y positiva

La salud es un activo fundamental del bienestar. No es únicamente, en referencia al ámbito corporal, por el contrario, este también se remite al plano emocional.

Los hábitos fortalecen una rutina con significado. ¿Cuáles son esos hábitos que pueden ayudarte a mantener una mente sana y optimista?​

  1. Viajar. La experiencia del viaje es enriquecedora porque cuando realizas una escapada sales de tu zona de confort de manera inevitable. Y es muy saludable abandonar esta zona de comodidad para fomentar la autonomía en torno a un nuevo escenario vital que estimula tu mente y tu corazón. Durante el viaje, aumenta tu nivel de atención y concentración en torno a aquello que ocurre ahora. No solo puedes viajar en compañía sino que también puedes hacerlo en solitario. Y, además, puedes viajar de forma económica por medio del turismo de proximidad a través de excursiones a destinos cercanos.
  2. Encuentra tiempo para estar a solas y desconectar del entorno exterior y de las relaciones personales. Gracias a estos momentos de soledad, disfrutas todavía más de tus encuentros con los demás. Concreta una rutina en tu agenda en torno a una idea con la que disfrutes de tu propia compañía.
  3. Celebra los éxitos más básicos de tu vida personal o profesional. Pon en valor esos hechos a través de alguna fórmula de celebración. Por ejemplo, puedes organizar un plan de ocio que te encante.
  4. Refuerza el orden en tu hogar y en tu espacio de trabajo. Esta armonía exterior que observas en los espacios de los que formas parte también nutren tu propio estado de ánimo a nivel interno.
  5. Haz cosas que te gusten. Son tantas las obligaciones con las que convives a diario, que es fundamental que gestiones tu tiempo concediendo especial importancia a tus aficiones, por ejemplo.
  6. Reuniones familiares. Las nuevas tecnologías son un apoyo para potenciar la comunicación familiar, sin embargo, las tecnologías nunca deben desplazar la cercanía presencial. Cada familia establece sus propias rutinas y tradiciones. Por ejemplo, algunas deciden programar comidas de domingo o escapadas al cine durante el fin de semana. La vida familiar es un pilar fundamental en nuestro bienestar. 

Consejos para tener una mente equilibrada y positiva 

Las circunstancias externas pueden afectarte porque eres humano. ¿Pero cómo puedes desarrollar el poder de tu mente frente a esos factores externos?

1. Haz propia la filosofía del optimismo

Para ello, busca el lado bueno de cada situación como una rutina propia. Lo cierto es que puedes encontrar ese motivo de optimismo incluso en situaciones difíciles.

2. Confía en tus recursos internos

Como ser humano, tienes un potencial inagotable gracias a tu voluntad, tu sensibilidad, tus sentimientos, tu constancia, tu inteligencia, tus habilidades emocionales y sociales. Pon atención a estos bienes naturales.

3. Practica el poder de la amistad apreciando en cada persona sus virtudes

No pierdas el tiempo esperando que una persona sea exactemente como a ti te gustaría. Aprecia las virtudes de los demás y expresa tu admiración por esas cualidades por medio del refuerzo de la palabra.

4. Vive tu vida en forma de presente

Crea alguna frase que, a modo de mantra, represente este poder del carpe diem en tu vida. Vive el ahora de manera incondicional. Para ello, centra tu mente en la toma de decisiones a corto plazo. Tanto en la tristeza como en la alegría, reflexiona sobre qué puedes hacer hoy para saborear esta jornada. Aprende a olvidar el pasado y vive el presente. 

5. Disfruta de la televisión pero con medida

Evita pasar horas interminables ante la pequeña pantalla. A su vez, selecciona contenidos televisivos ricos en valores educativos y carentes de cualquier tipo de violencia. La televisión también educa cuando los contenidos son de calidad.

Cómo mantener cuerpo y mente sanos y equilibrados 

Cuerpo y mente establecen un diálogo constante a lo largo del tiempo. Un diálogo que forma parte de tu propia evolución y proyección como ser humano. Gracias a esta vinculación constante, también puedes acceder a información sobre tu estado de ánimo por medio de tus sensaciones corporales si escuchas tus emociones. No existen emociones negativas y positivas.

Esas emociones que con tanta frecuencia se etiquetan como negativas por el efecto que producen, no tienen este matiz. En realidad, son emociones desagradables por cómo te hacen sentir. Sin embargo, es importante que observes todas las emociones desde la perspectiva de la función positiva de aquella información que te ofrecen sobre ti mismo.

Si atraviesas una situación de dificultad a nivel emocional, la ayuda de un psicólogo puede ser especialmente terapéutica para tener una mente sana y positiva.


TEMAS