4 de octubre de 2022

Por la nueva ley europea, Apple deberá cambiar el cargador de iPhone

A raíz de la aprobación de la regla en el Parlamento Europeo, Apple y todas las demás empresas de tecnología deberán cambiar al USB-C para finales de 2024. 

La Unión Europea aprobó con éxito una ley que obligará a Apple a cambiar el cargador del iPhone.

A raíz de la aprobación de la regla en el Parlamento Europeo, Apple y todas las demás empresas de tecnología deberán cambiar al USB-C para finales de 2024.

La mayoría de los fabricantes de teléfonos y tabletas ya hicieron el cambio a ese nuevo estándar. Pero Apple se ha apegado en gran medida a su propio cable Lightning, y ha argumentado que sería mejor cambiar el enchufe del otro extremo del cable, el que se conecta a la pared.

Sin embargo, se rumorea que Apple está trabajando para cambiar a USB-C en el iPhone. Ya lo hizo con otros productos, incluidos la MacBook y el iPad.

Otros rumores han sugerido que Apple podría estar buscando deshacerse del enchufe de carga por completo y, en cambio, centrarse únicamente en la carga inalámbrica. La UE mencionó que introducirá nuevos requisitos para la carga inalámbrica a finales de 2024.

Las nuevas reglas de la UE requieren que todos los teléfonos móviles, tabletas y cámaras vendidos en la UE usen el puerto de carga USB-C para 2024. El requisito se extenderá a las computadoras portátiles en 2026.

También cubre periféricos, como ratones y laptops. Apple actualmente usa su cable Lightning en productos como AirPods y teclados.

La UE lleva años trabajando para introducir un cargador común, y se ha quejado repetidamente de que la situación actual causa problemas a los consumidores, además de contribuir al desperdicio. Los políticos llamaron a otros países a “hacer lo mismo”.

“El cargador común finalmente se convertirá en una realidad en Europa”, dijo Alex Agius Saliba, un eurodiputado maltés que ejerce de portavoz del parlamento. “Hace más de diez años que esperamos estas reglas, pero finalmente podemos dejar la abundancia actual de cargadores en el pasado”.

“Esta ley preparada para el futuro permite el desarrollo de soluciones de carga innovadoras en el futuro y beneficiará a todos, desde consumidores frustrados hasta nuestro entorno vulnerable. Estos son tiempos difíciles para la política, pero hemos demostrado que la UE no se ha quedado sin ideas o soluciones para mejorar la vida de millones en Europa e inspirar a otras partes del mundo a seguir nuestro ejemplo”.


TEMAS