15 de enero de 2023

Ver memes con los compañeros de trabajo ayuda a reducir el estrés

La ciencia lo respalda, ver memes, un video en Instagram, YouTube o TikTok- durante la jornada laboral, pueden ayudar a ser más eficaces en el trabajo y reducir el estrés.

Un nuevo estudio del Trinity College de Dublín en colaboración con la WHU - Otto Beisheim School of Management acaba de concluir que las distracciones en el trabajo no hacen que los trabajadores sean improductivos, sino todo lo contrario. En este sentido, los investigadores creen que los empleados podrían beneficiarse de los momentos de pérdida de tiempo que hay a lo largo de la jornada laboral. Estos ratitos agradables, que pueden ser una pequeña charla con un compañero o ver un meme, se conocen como interacciones breves positivas. 

Las distracciones tienen un impacto positivo

A lo largo de toda una jornada de trabajo hay muchos momentos de estrés por los que nadie quiere pasar. Se acumula el trabajo, hay imprevistos de todo tipo y se pueden llegar a perder los nervios. "Intentar mantener la calma después de leer un correo electrónico molesto, por ejemplo, suele ser bastante agotador para los empleados. En consecuencia, podrían esforzarse por demostrar autocontrol durante el resto de su jornada laboral, lo que, a su vez, dificultaría su compromiso, creatividad y comportamiento con sus compañeros", ha explicado la profesora Vera Schweitzer, investigadora de la WHU - Otto Beisheim School of Management.

Este trabajo, cuyos resultados se han publicado en Work & Stress, argumenta que cualquier pérdida de tiempo que sea positiva puede ayudar a superar las exigencias diarias. Es decir, que contar unos cuantos chistes en horario laboral puede servir para afrontar mejor tareas complicadas o que no se quieren hacer. Al mismo tiempo, el trabajador es más creativo y más servicial con tus compañeros de trabajo.

Estos datos se han conseguido después de analizar a 85 empleados durante 12 días laborables. Todos ellos recibieron una pequeña intervención diaria que podía ser en formato vídeo o texto. Los resultados demostraron que este pequeña distracción tuvo un impacto positivo en el desempeño de los trabajadores. 

Los científicos que han hecho este hallazgo saben que ser positivo en momentos de presión y estrés es muy complicado. Por esto, un pequeño "vídeo divertido aumenta los sentimientos de positividad" y estas emociones permiten "a los empleados proteger sus recursos reguladores incluso después de enfrentarse a exigencias de autocontrol que consumen muchos recursos". Por lo tanto, no se produce tanto desgaste y la eficacia se mantiene. 

"Nuestro estudio demuestra que experimentar sentimientos de positividad a lo largo de la jornada laboral puede ayudarte a seguir siendo eficaz, sobre todo cuando las exigencias diarias del trabajo te obligan a invertir mucho autocontrol, es decir, recursos normativos para controlar tu temperamento", ha indicado la investigadora en un comunicado.

Favorecer los momentos divertidos

Pese a que los entornos laborales actuales son cada vez más exigentes, esta investigación recomienda a las empresas que tomen medidas para favorecer estos momentos de desconexión en el trabajo. Por ejemplo, se ha sugerido la incorporación de "recomendaciones sobre vídeos cortos divertidos a través de un boletín diario o publicar un chiste del día en la intranet". 

Pero, sobre todo, el estudio viene a decir que los jefes no deberían llamar la atención a sus empleados si los pillan perdiendo el tiempo en algún momento. Aunque no se debe confundir una situación puntual, con no trabajar y estar holgazaneando en el puesto de trabajo. 


TEMAS