Logo FM Plus
Sin Clásicos... Imposible!
tecnología
redes sociales
Por

El proyecto HAARP y su asociación a las teorías de la conspiración

High Frequency Active Auroral Research Program, proyecto que suena como el supuesto responsable de guerras, terremotos, cambios en el clima y demás incidentes.

7 de febrero de 2023

Proyecto HAARP. El nombre nos remite a misterios y secretos. HAARP son las siglas de High Frequency Active Auroral Research Program. Su traducción al español sería algo como Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia. Cada tanto su historia vuelve a surgir debido a su supuesta relación con guerras, cambios en el clima y terremotos provocados. Es una de las teorías de la conspiración más populares de todos los tiempos.

Diversas fuentes afirman que este proyecto se fundó por la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos, la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de ese país y la Universidad de Alaska Fairbanks en 1990.

La idea del proyecto HAARP es estudiar los procesos naturales que ocurren en la ionósfera bajo la influencia de la interacción solar. Al mismo tiempo también se enfoca en analizar cómo lo anterior afecta a las señales de radio y los satélites espaciales.

Este proyecto tiene su base de investigación cerca de Gakona, Alaska. El instrumento principal es el Ionospheric Research Instrument (IRI), un conjunto de 180 antenas de radio repartidas en un área de 0,13 kilómetros cuadrados.

Según la Encyclopedia Britannica, la ionosfera es la capa más externa de la atmósfera terrestre. Comienza a unos 50 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra y contiene átomos y moléculas que se ionizan (es decir, pierden un electrón y se cargan positivamente) por la luz ultravioleta del Sol.

La ionosfera es especialmente importante para la radio porque las bajas frecuencias de radio se reflejan en ella. Esto permite las comunicaciones a larga distancia. A frecuencias más altas, las comunicaciones por radio con los satélites atraviesan la ionosfera. En la ionosfera también se producen las auroras cuando las partículas del viento solar chocan con los átomos de oxígeno y nitrógeno.

En la actualidad, universidades como Cornell University, Dartmouth College, el MIT, y la Universidad de Massachusetts llevan a cabo prácticas de manera pública en la base de investigación de Gakona, Alaska. Los resultados están a la vista de quien quiera revisarlos y no hay ningún tipo de secreto alrededor.

Entonces, ¿cómo surgió la idea de que el proyecto HAARP tenía intenciones secretas que podían afectar a los habitantes de nuestro planeta?

Teorías de la conspiración

A través de sus cientos de millones de vatios de potencia y antenas utilizadas para el estudio de la ionósfera, se tenía (o tiene) la creencia de que el proyecto es un nuevo tipo de arma militar.

El arma sería capaz de intensificar tormentas, prolongar sequías sobre el territorio de un supuesto enemigo, e incluso provocar terremotos en diversas partes del planeta.

El miedo hacia el proyecto HAARP llegó a tales niveles, que también se habló de que tenía la capacidad de manipular la mente de las personas.

Un par de investigadores se sumaron a alimentar la idea de que el proyecto HAARP tenía intenciones ocultas. Se trata de Nick Begich y la periodista Jeanne Manning, quienes realizaron una profunda investigación sobre el tema que dio como resultado el libro Angels Don´t Play this Harp.

Este texto planteaba hipótesis oscuras: una de ellas sostenía que HAARP podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares, en caso de que se pusiera en marcha.

A partir de estas creencias, el mundo comenzó a ver a los Estados Unidos con recelo al adjudicarle el control del proyecto HAARP para usarlo a su conveniencia.

A partir de 2014 se cedió el proyecto a la Universidad de Alaska Fairbanks.  

Acontecimientos como el terremoto y tsunami que golpearon a Japón en 2011 fueron adjudicados al proyecto HAARP. Simpatizantes del expresidente venezolano Hugo Chávez afirmaron que el terremoto que azotó Venezuela en agosto de 2018, fue culpa de los EEUU y el proyecto HAARP.

Nada de lo anterior se ha podido demostrar hasta la fecha al carecer de una base científica. Sin embargo, esto no ha sido obstáculo para que surjan todo tipo de comentarios en redes sociales que le adjudican a este proyecto repercusiones como terremotos, guerras y cambios en el clima.


Temas Relacionados
Camila Sáez
Noticias
influenza
Regional
Camila Sáez
Nacional
series
Magazine
AUTOS
Tendencias
Camila Sáez
Deportes
Premio Nacional Teresa Ramos
Cultura
música
Música
Daniil Medvedev
Internacional
Programas